Actualidad

¿Su peor Enemiga?
¿Su peor Enemiga?

Sus detractores señalan como algunos de los problemas de personalidad de Hillary...

leer más

Farándula

Jennifer Garner y Ben Affleck a puertas del divorcio
Jennifer Garner y Ben Affleck a puertas del divorcio

Uno de los matrimonios más estables de Hollywood enfrenta una gran crisis, Ben A...

leer más
FAUSTO MIÑO: Confesiones de un hombre enamorado

FAUSTO MIÑO: Confesiones de un hombre enamorado

Exclusiva

Tres discos y un destino. El amor y la mujer adecuada. Un hijo y con él la certeza de la vida plena. Estos tres universos de emociones y experiencias vitales han convertido al artista Fausto Miño en un hombre completo, en un cantante seguro de sí mismo y de su voz interior, ésa que le dicta las letras y armonías de sus canciones.

    Share on Twitter 
Además, este cantautor tiene lo que él considera un regalo de Dios: “el cariño y la lealtad del público. La comunión que he alcanzado con el público es algo divino”.

“Serracosteño”, “Yo soy” y “Solitario Corazón” son los tres álbumes que han consolidado una carrera profesional, no solo en el Ecuador sino fuera de él, ya que Colombia, Perú y Venezuela lo tienen entre los cantantes más interesantes y apreciados de los últimos años.

Macarena Valarezo, a quien él llama “la mujer de su vida, su compañera de camino” le ha permitido la necesaria estabilidad emocional que requiere todo artista serio, su relación con la conocida activista política y presentadora de televisión, ha contribuido sustancialmente a su proceso creativo y personal.

Joaquín, su hijo de tres meses, le ha traído la certeza de que quiere ser un padre con autoridad espiritual y con él se siente bendecido y agradecido con la vida.
FAUSTO MIÑO: Confesiones de un hombre enamorado
FAUSTO MIÑO: Confesiones de un hombre enamorado
“Soy un padre que tiene un fuerte nexo con su hijo, incluso físicamente te podría decir que tengo una especie de cordón umbilical con él. Cuando era niño yo tuve el amor, el tiempo y la confianza de mi padre y esto es lo que quiero transmitirle a mi hijo, ese es el tipo de relación que quiero tener con él. Estoy en la etapa de las malas noches pero es una etapa en la que al inicio sentí algunas dudas y temores, pero poco a poco estoy pensando y actuando como papá: lo baño, le cambio los pañales, lo paseo y arrullo, oro con él, le canto suavecito. Macarena es una gran compañera, ésta es una carrera muy sacrificada, siempre tengo que viajar por mis shows, pero estoy organizándome de tal manera que puedo viajar tres días por conciertos y regreso tres días a pasar con mi hijo y con la mujer de mi vida. Es una etapa donde de alguna manera siento que estoy cruzando un umbral, estoy dejando de ser un adolescente para entrar en la madurez.

Tengo 30 años y ahora pienso mucho más cada cosa que hago. Tengo una carrera que continuar consolidando y que me exige nuevos retos como la internacionalización definitiva, tengo una familia y creo que he alcanzado ese grado de madurez espiritual que una persona debe tener para asumir la vida y los retos”.

Sobre los rumores en torno a su relación con Macarena, la madre de su hijo, Fausto ha sido muy honesto y tajante en contestar que todo marcha bien, y con sus propias palabras, nos contó: “Con la Maca hemos convenido en mantener nuestra vida personal y sentimental dentro de nuestro círculo íntimo.

Es cierto que tuvimos una temporada difícil y también es cierto que estamos más juntos que nunca, felices por nuestro presente e ilusionados con el futuro. Por supuesto que nos encantará consolidar juntos una familia y vivir bajo la bendición de Dios. Estamos en el proceso para llegar allá”. Además, descartó los otros rumores sobre una supuesta enfermedad que precedió el nacimiento de su hijo Joaquín Javier, pues mucha agua corrió, a partir de que Fausto habló en una radio y se generaron una serie de “informaciones” sobre que el niño nacería con síndrome de Down.

Los diarios que mantienen espacios y suplementos de farándula no recogen estos rumores, en Internet, apenas un sitio de prensa rosa pone una línea sobre este detalle que ha provocado incomodidad en el cantante.
Fausto, al respecto, nos contó que prefiere proteger, en todos los sentidos, a su hijo, que no quiere que las “habladurías” lo afecten.

Lo que sí es muy cierto, es que en todas las etapas de la relación de Macarena y Fausto y mucho más, a partir del nacimiento de su hijo, han preferido mantener reserva sobre sus vidas y estar, en la medida de lo posible, lo más alejados de los medios.

Lo que Fausto revela durante la entrevista es como una de las frases que guarda su página Web: “La música es mi espada y mi escudo en la guerra entre el amor y el miedo”. El lado espiritual de este popular cantante de baladas pop y otros ritmos se desborda de sus ojos y de su sosiego al conversar, posar para las fotos y cantar en el escenario del Teatro Bolívar, espacio en el que conversó y posó para COSAS.
FAUSTO MIÑO: Confesiones de un hombre enamorado
“Baila mi vida” y “Algo así”, son dos canciones que seguramente estarán en su memoria. Nadie que no viva en el Ecuador y escuche radio o vea la televisión puede decir que no ha escuchado al menos una vez uno de estos dos temas. Pero Fausto Miño, fácilmente, ha logrado colocar en las listas de las canciones más escuchadas del país, otros temas igual de queridos por el público como: “Sometimes OK”, “Ud. Es Hermosa”, o su primer bolero titulado: “Entiendo”.

Aunque lo de “fácilmente” es solo un decir, quizá debido al talento natural que posee y a la capacidad innata de comunicarse con la gente, porque Miño es uno de los cantantes más importantes del país y el que más proyección internacional tiene, y todo esto lo ha logrado a fuerza de mucha entrega y mucha concentración en lo que escribe y compone. Y en lo de “internacionalizarse” se encuentra ahora, a punto de lanzar su disco “Solitario corazón”, un disco maduro, fuerte, andino y caribe, y que contiene el aporte de cuatro productores internacionales.
“Son canciones que las escribí entre el 2007 y el 2009. Se trata de canciones que son parte de un proceso en el que viví primero el desengaño, luego la soledad y llegué a la espiritualidad y la creatividad. La soledad es un abanico de vivencias porque sientes bronca, emotividad y luego de encuentras listo para crear.

Solitario corazón contiene 13 temas y de alguna manera es una bitácora de mis últimos años de experiencias. El álbum tiene siete canciones sabrosas que están entre ritmos fusionados pues hay mucho de ecuatoriano, de brasileño, de colombiano, de rock latino; la verdad es que me siento satisfecho con este disco. Seis temas se grabaron en Miami, cuatro en Ecuador y tres en Los Ángeles. He trabajado con productores internacionales, súper profesionales, productores de Bisbal, Rihanna, es decir, productores que te permiten catapultar el disco a nivel global.
Estoy en un momento en el que el reto es ese: globalizar mi música, entrar en los mercados internacionales con mucha fuerza. Siento que mi timbre vocal es mi identidad. La gente puede identificarme con mi voz. Tengo una personalidad alcanzada con mi música, compositiva y narrativamente he logrado una voz y una identidad, y esto es crucial para cruzar las fronteras y llevar en alto el nombre del país. Hemos pensado en un disco que guste en Ecuador y en Alemania, en Venezuela y en Argentina. Por eso la apuesta ha sido con productores globales y de altísima calidad”.

Fausto está seguro de tener un gran disco en sus manos, un disco que a fuerza de ahorro y esfuerzo propio logró grabar por alrededor de 80 mil dólares, y ahora, con esa certeza se lanza al mercado internacional, partiendo como él mismo lo revela, de “esa fidelidad y relación cálida con su público ecuatoriano”; ahora, se verá su madurez musical y personal. Creemos que Fausto Miño logrará internacionalizar su propuesta artística, no cabe duda de su versatilidad y buena voz en el escenario, para muestra: acaba de ser seleccionado como el único cantante ecuatoriano, de entre 500 aspirantes que inscribieron canciones, para representar al país en el Festival Internacional de Viña del Mar en febrero del 2011. Miño inscribió dos canciones y el jurado seleccionó: “Baila mi vida”, y con este súper conocido y pegajoso tema entrará a cautivar al exigente público de “La Quinta Vergara”.

“La orquesta ya recibió el tema, competiré con artistas de 16 países y estaré allá del 16 al 21 de febrero, justamente para cantar con el alma y para aprovechar esta oportunidad que te pone en contacto con productores de todo el Continente, con managers del mundo entero y con artistas que necesitas relacionarte. En realidad el plus de este festival es el contacto cercano con personas influyentes del mundo de la canción, la posibilidad de entregarles tus discos, de que te escuchen y sepan cómo eres y cómo sientes la música es una enorme puerta que se abre”.

Armado de confianza, con enorme fe en Dios ya que Fausto es cristiano, y con la confianza en su trabajo y talento, este cantautor nacido en Ambato el 8 de junio de 1980, hijo de un quiteño y de una manabita, y ahora padre de Joaquín Miño Valarezo, se lanza con todo lo que sabe hacer al escenario de Viña del Mar para ser admirado por millones de personas en Hispanoamérica.

El disco está en su punto, el artista se encuentra en su plenitud, y el plan de mercado global ha sido afinado. La suerte y el destino serán los que acompañen a Fausto Miño en esta nueva etapa de su vida artística en la que ser cantante y papá van de la mano como dos universos inseparables de un ser humano total.
    Share on Twitter 
Ediciones Digitales
Banner Articulos o Internos
Banner Articulos o Internos
Todos los Derechos Reservados © COSAS 2015 - Desarrollo Web: Mushoq Multimedia