Actualidad

¡WOW!  Sarah Jessica Parker impacta a sus 50 años en bikini
¡WOW! Sarah Jessica Parker impacta a sus 50 años en bikini

Sarah Jessica Parker detuvo el mundo al ser captada en un traje de baño muy sexy...

leer más

Farándula

Eddie Redmayne se convierte en el rey de las transformaciones
Eddie Redmayne se convierte en el rey de las transformaciones

Después de la fabulosa interpretación de Stephen Hawking en "La teoría del todo"...

leer más
Comer, pasear y amar, es tiempo de escaparse a la playa

Comer, pasear y amar, es tiempo de escaparse a la playa

cuando calienta el sol

Ecuador, Brasil y Panamá son los destinos que COSAS ha seleccionado para recibir el año. Descansar, comer y pasear… hay playa para todos los gustos.

    Share on Twitter 

No hay mejor pretexto para desconectarse del mundo que un escape a la playa. El mar, la arena tibia, el sol resplandeciente y la suave brisa de la costa, es una invitación perfecta para descansar y relajarse. Fin de año el momento que todos esperamos para descubrir nuevos y divertidos rincones playeros que nos permitan disfrutar de su gastronomía y paisaje, pero sobre todo, es la oportunidad de tener las vacaciones ideales, lejos del estrés de la ciudad y más cerca de nuestra paz interior.

 

COSAS recorre algunos sitios dentro y fuera del país, aprovechando las rutas aéreas con vuelos directos a países del continente, que facilitan la movilización y la logística de los viajeros. Es momento de preparar la maleta, con un buen bronceador, y mucho entusiasmo y buena onda para perdernos en estos rincones playeros.
 

Paseos en la cordillera costera con brisa marina
Dos Mangas, Santa Elena, Ecuador


Disfrutar del paisaje natural de la costa ecuatoriana, rodeada del verdor del bosque seco a pocos metros del río y también de la playa, es la promesa de La Factoría Ecolodge, ubicado en un sitio privilegiado por la paz de un marco primario, alejado del ruido y en permanente contacto con el entorno. Ideal para quienes disfrutan de la aventura al natural. El concepto de este sitio, creado por la quiteña María Mercedes Salgado y su esposo, el húngaro-francés, George Haffner, es de chalets independientes, con estructuras arquitectónicas originales y vanguardistas. Tienen las comodidades esenciales, como baños privados, cocina, comedor al aire libre, servicio de wi-fi gratuito, un taller para leer y trabajar, hamacas. Los paseos son una excelente opción para desconectarse del estrés y de la rutina. Recorrer los senderos hacia las cascadas, participar de las visitas guiadas a los puestos de artesanías y los paseos a caballo, son las opciones para que los viajeros puedan deleitarse con el clima templado de la cordillera costera, su aire puro y admirar el hermoso paisaje del bosque y el mar Pacífico.

Los anfitriones brindan servicio de desayuno, con productos cultivados por agricultores de la zona, lo que le da un valor agregado de sostenibilidad y consumo responsable. En las noches, es posible disfrutar de platos mediterráneos o un menú vegetariano.

Este lugar se encuentra a 15 minutos al sur de Motañita y a dos horas de la ciudad de Guayaquil.

Prístino archipiélago panameño
San Blas, Panamá


Las conexiones de vuelos directos a Panamá nos llevan al famoso archipiélago de San Blas. Sus aguas turquesas y sus paisajes verdes, cubiertos de bosque, son famosos. Esta reserva natural cuenta con una biodiversidad marina impresionante. Sus habitantes y las autoridades la cuidan mucho, por eso hay restricciones para bucear, por ejemplo, así como para pescar en algunas áreas.

El snorkel es el deporte que todo visitante debe hacer para admirar la infinidad de colores de los delfines, tortugas, peces y corales, un verdadero privilegio.
San Blas es un archipiélago con alrededor de 320 islas; de estas, 50 están habitadas por los indios de Kuna que han conservado sus costumbres y arquitectura. Es una gran oportunidad para conocer la historia de los indígenas de la zona y transportarse a su entorno, que dista mucho de las tradicionales ciudades occidentales o balnearios tipo resort. 

Los Cayos Holandeses son las playas más recomendadas por su hermoso paisaje de cielo azul y mar celeste. La paz es otra gran atracción. Especialmente al momento de tomar un bronceado en estas playas no muy concurridas o descansar bajo la sombra de una palmera en una hamaca.
Hay tours que permiten visitar algunas islas como Galibur o Morodup, en las que los viajeros tienen también la oportunidad de hacer camping y pescar su propio alimento en zonas permitidas, donde hay frutos de mar como barracudas, langostas, moluscos y pulpos. 

Piratas europeos y otras sorpresas
Búzios, Río de Janeiro, Brasil


Esta playa brasileña está entre los 25 mejores destinos de Sudamérica del sitio especializado en vacaciones, TripAdvisor. ¿Qué es lo que hace tan atractiva a Búzios? Su vida nocturna y sus hermosos paisajes.

Este destino es un punto de encuentro de viajeros de todo el mundo. Pero no solo la farra es buena en Búzios, que está ubicada a 190 km de Río de Janeiro. Esta playa tiene la particularidad de recibir las corrientes cálidas de la zona ecuatorial y también las frías del Polo Sur, lo que hace de sus aguas algo muy especial: caliente y frío. Con el sol del verano brasileño, la combinación es perfecta.
La historia de este sitio es muy rica; sus primeros habitantes fueron los piratas europeos y comerciantes de esclavos, que hoy es un hermoso pueblo de pescadores y operadores turísticos. En el día, los visitantes tienen la oportunidad de recorrer algunas playas como Geribá, João Fernandes, Ferradura y Ferradurinha, que brindan comedores cerca del mar o deportes acuáticos.
Es un destino muy chic, con galerías de arte, clubes VIP y tiendas de moda. En el centro de Búzios hay un sinfín de posadas y hoteles boutique, que brindarán comodidad y una gran experiencia a los turistas. La zona Rua das Pedras es el sitio donde artistas y comerciantes se concentran en sus negocios de restaurantes, galerías y las mejores tiendas de moda. La vida nocturna de esta calle empedrada es lo que más destacan los viajeros, además de la variedad de actividades que se pueden hacer en la zona.

Galápagos, desde el mar
Cruceros, Islas Galápagos, Ecuador


Los cruceros son las opciones más exclusivas y prácticas para conocer y disfrutar de este patrimonio de la humanidad: las hermosas Islas Galápagos. Navegar por las aguas cristalinas del archipiélago y recorrer los senderos de las islas, son un mix irresistible. Definitivamente, la ventaja es la movilidad que hay desde un crucero.
 

Hay varias opciones que tienen alimentación y hospedaje incluido. Floreana, Isabela, Santa Cruz, San Cristóbal son las islas que se puede recorrer a pie en excursiones en las que el atractivo es conocer la biodiversidad de estas islas. Hay paisajes playeros, y el avistamiento de fauna típica como iguanas terrestres, flamingos, iguanas marinas, piqueros, entre otras especies de la zona.
 

Lo más atractivo es visitar las islas no habitadas ya que el avistamiento de especies es mucho más íntimo; al no tener presencia humana, los animales se pasean por estos senderos con total libertad. Los turistas podrán ver cormoranes (aves), piqueros de patas café, piqueros enmascarados, entre otros.
En la isla Floreana, está una gran atracción histórica y poco publicitada: el área de Post Office o Bahía del Correo, lugar donde balleneros alemanes se asentaron en el siglo XVIII por ser un punto estratégico en el gran Océano Pacífico; ahí se dejaba la correspondencia de los marinos. Hoy en día, los turistas pueden recorrer este sitio con acceso exclusivo para cruceros y dejar su correspondencia para vivir la experiencia.

La belleza del Pacífico desde el aire Crucita - San Clemente, Manabí


Si alguna bendición tienen las playas ecuatorianas son sus cálidas aguas y su fresca brisa. Estos detalles atraen a miles de turistas. Y una gran alternativa para disfrutar del idílico paisaje de las playas manabitas es justamente verla desde el aire. Los parapentes son una opción muy cotizada entre los visitantes de Crucita. Desde los peñascos se inicia el vuelo, con una guía profesional, que permite, desde el aire, disfrutar del paisaje en vuelos de 15 a 20 minutos. Si bien entre septiembre y octubre es la temporada con mayores corrientes de viento, entre enero y marzo hay buenas condiciones climáticas para practicarlo.
A pocos minutos de Crucita está San Clemente, un hermoso balneario manabita que también ofrece opciones de deportes extremos como escalada de rocas y exploración de la cordillera. Es una alternativa para disfrutar del paisaje con una vista panorámica de ensueño. Para los más conservadores, hay paseos a caballo o snorkeling. Para descansar y disfrutar de la paz de la playa, el hotel Palmazul es una excelente opción. Las hermanas Jéssica y Cintia Meza están al frente de este hotel en el que se emplea mano de obra de las comunidades vecinas, garantizando el desarrollo sostenible de la zona. Entre sus atracciones está el Arena Spa, donde brindan masajes relajantes, una opción perfecta para iniciar el año cargados de energía renovada.

 

Por: María Luisa Carrión

    Share on Twitter 
Ediciones Digitales
Banner Articulos o Internos
Banner Articulos o Internos
Todos los Derechos Reservados © COSAS 2015 - Desarrollo Web: Mushoq Multimedia